Espíritu cooperativo y asociativo, inter-cooperación, apuesta por la economía social y solidaria. Trabajo en equipo que potencia habilidades y fortalezas. Distribución equitativa de beneficios. Compromiso con la red comunitaria adyacente. Perspectiva de género y generaciones. Visión no normativa o estereotipada de la cultura y del trabajo. Compromiso de democratización de los bienes culturales desde el punto de vista territorial e ideológico.